Una niña de 10 años ha tenido que ser hospitalizada debido a las lesiones sufridas tras caerle encima un bañista al tirarse al agua en la playa de Valleseco, en Santa Cruz de Tenerife.