Un mariscador ha resultado herido leve en una pierna tras caer entre las rocas cuando trabajaba en el pedrero que se encuentra detrás de la fábrica de Arnao, en Castrillón.