La médico española que se pinchó con una jeringuilla en Malí mientras cuidaba a enfermos de ébola ya ha llegado a España. Las sospechas a un nuevo caso de ébola en el país han levantado las alarmas, pero esta vez con mucha más cautela por la experiencia adquirida y la rapidez con la que se ha actuado.