Después de más de 3 meses sin ningún caso de ébola en Liberia, llegan malas noticias desde este país, donde se han detectado nuevos casos de esta terrible enfermedad que ya dejado más de 11.000 víctimas mortales en África occidental.
La Organización Mundial de la Salud reunirá por teleconferencia a los expertos que forman su comité de emergencia después de los tres nuevos casos detectados en Liberia.
En esta ocasión, el primer nuevo caso se ha detectado en el condado de Margibi, donde el cuerpo de un niño dio positivo por el virus el pasado 29 de junio. Para minimizar el riesgo de más contagios y proteger a los afectados, estamos llevando a cabo campañas de sensibilización puerta a puerta sobre la prevención del ébola.
“Siempre hubo riesgo de que el ébola volviera a Liberia. Ahora debemos hacer todo lo posible para volver a cero casos”, dijo Sheldon Yett, representante de UNICEF en Liberia. “La rapidez en responder a estos casos demuestra que nadie ha bajado la guardia”.
En los próximos días la escuela a la que iba la víctima será descontaminada, se instalarán nuevos puestos de higiene y se distribuirá jabón y cloro.También estamos trabajando con el gobierno para garantizar medidas como que se tome la temperatura a los estudiantes cuando lleguen.
“Liberia no habría sido declarado libre de ébola en mayo sin el conocimiento e iniciativa de las comunidades”, dijo Yett. “Esas comunidades están otra vez al frente de nuevos esfuerzos para garantizar que no se dan nuevos casos de la enfermedad aquí”.
En los vecinos Guinea y Sierra Leona se sigue informando de nuevos contagios, aunque en menor número que en el auge del brote. En la última semana de junio se registraron 12 nuevos casos de ébola en Guinea y 8 en Sierra Leona.
Por este motivo, la lucha contra el ébola no puede parar hasta que todos los países afectados sean declarados libres de ébola. Si puedes, colabora, porque tu ayuda puede contribuir a que, entre todos, lo logremos cuanto antes.


(Con información de Portal de la Unicef)