La Consejería de Sanidad ha registrado un descenso del 11 por ciento en las reclamaciones presentadas por los pacientes ante la Dirección General de Atención al Paciente, el "único" organismo institucional de la Comunidad de Madrid para plantear reclamaciones.