La cooperante española de Médicos Sin Fronteras (MSF) repatriada desde Malí ante el riesgo de que pueda haber contraído el ébola sigue sin presentar síntomas que puedan estar relacionados con la enfermedad, tras haber aterrizado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) sobre las 10.00 de la mañana, según han confirmado a Europa Press fuentes de la organización.