La cooperante de Médicos Sin Fronteras (MSF) repatriada desde Malí ante el riesgo de que pueda haber contraído el ébola estará ingresada en la sexta planta del Hospital Carlos III de Madrid en observación pero no requiere medidas de aislamiento por estar asintomática, según han informado fuentes del centro hospitalario.