Un hombre de 70 años de edad ha resultado herido tras quemarse en las extremidades superiores e inferiores, en la cara y en las manos, mientras observaba cómo se realizaba una quema controlada de rastrojos en Castillo de Garcimuñoz (Cuenca).