Un varón de 23 años, donostiarra y seguidor de la Real Sociedad, ha fallecido en una colisión de dos turismos ocurrida este sábado en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro cuando se dirigía a ver el partido que su equipo disputa este sábado ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, por lo que se guardará un minuto de silencio antes del choque y ambos conjuntos lucirá brazaletes negros.