La Policía Municipal de Madrid ha intervenido en dos fiestas ilegales que se celebraron el pasado fin de semana en los distritos de Puente de Vallecas y Fuencarral, concretamente en un locutorio y una nave industrial, en las que se concentraban mayor número de personas de las que cabían, con menores y donde se les vendía alcohol.