Para muchos es hasta atemorizante comprar algún producto en el que diga ácido hialurónico ya que lo asociamos directamente con algo dañino para nosotros pero a diferencia de otros ácidos este se encuentra presente en nuestro organismo desde siempre, forma parte importante de nuestra piel y en promedio un hombre sintetiza alrededor de 15 gr de ácido hialurónico diariamente en todo su cuerpo de ahí la importancia de mantener un equilibrio constante del mismo.

Beneficios del ácido hialurónico
Este polisacarido esta presente en varias funciones entre las que se encuentra mantener hidratada y húmeda nuestra piel y todos sabemos que lo que puede producir la sequedad o la deshidratación en cualquier parte del cuerpo. Millones de personas sufren de alguna manera por la falta de estas moléculas en su piel sobre todo los diabéticos en los que se vuelve una necesidad.

Desde 1996 con su descubrimiento se ha usado en cientos de productos ya que ayuda a mantener la salud de la piel pese al uso de químicos mas fuertes como, por ejemplo, maquillajes o bases. Los productos que contienen ácido hialurónico actúan como hidratantes ayudando a evitar también las arrugas, evitan el deterioro de la piel ayudando a mantener los tejidos en forma no invasiva.

Ya se encuentra químicamente comprobada su efectividad por lo que se pueden incluso evitar ulceras en la piel gracias a su uso sin que se haya encontrado hasta la fecha ninguna contraindicación por su uso. Con su utilización no se piensa sustituir sino aumentar la presencia del mismo en la piel para la producción de colágenos que mantengan la humedad de la piel en todo momento.

Los efectos del uso del ácido hialurónico son a largo plazo ya que se han probado en personas mayores a los 74 años con un efecto muy interesante a nivel cutáneo y el beneficio se nota desde la primera aplicación ya que vuelve a darle vida a una piel reseca.

Actualmente se están haciendo experimentos sobre personas con artrosis ya que su síntesis es rápida aplicándolo directamente en la zona afectada mediante inyecciones del concentrado, dando como resultado una mejora importante hasta el momento.

El ácido hialurónico aun en fase de síntesis, y en ocasiones, tiene un coste elevado pero se cree que en poco tiempo estos procesos para su producción puedan reducirse por lo que este producto presenta importantes beneficios para la salud.